Bienvenidos390

Para que me sirve conocer una vida pasada?
Para contestar a una pregunta que nos hacemos todos: Para que o porque estoy acá?

Nuestra vida actual forma parte de un continuo que se remonta a vidas anteriores y que, probablemente, se extenderá también hacia otras vidas futuras.

Esta área de estudio es un verdadero tesoro, repleto de conocimientos sobre la naturaleza del psiquismo humano.
Sirve para resolver ciertos conflictos y mejorar, con ello, nuestra vida cotidiana.

El proceso de experimentación de episodios de vidas pasadas permite que se  encuentre alivio a los síntomas físicos y emocionales que aquejan la vida presente.
He podido comprobar la reducción o incluso la eliminación completa de depresiones crónicas, asmas, fobias, migrañas  dolores psicosomáticos y otros síntomas similares después de una experiencia en la que se “revive” una vida anterior.
Siempre se conecta la vivencia de una vida pasada con la situación presente, ya que el objetivo es el ahora y la liberación de las cargas del presente.

Al levantar la barrera del consciente y poder liberar el acceso a distintas vivencias o recuerdos se facilita la búsqueda de la información necesaria para la cura o sanación.
La concentración en un proceso de relajación brinda las herramientas necesarias para que aflore la situación traumática, ya provenga de la infancia, del nivel Pre, Intra, y Post-uterino o de niveles mucho más lejanos: las vidas pasadas.

 

Hay que creer en algo para tener acceso a una vida pasada?
Quienes hemos nacido y crecido al amparo de las tradiciones occidentales, la creencia en el karma y en las vidas pasadas resulta extraña, ingenua y extravagante.

El cristianismo y la ciencia ortodoxa niegan e incluso ridiculizan este tipo de creencias.

Este tipo de fenómenos -que no pueden ser demostrados por las matemáticas ni verificados mediante los sentidos físicos- depende más de lo que nos han enseñado a creer que del examen imparcial de la evidencia objetiva.
Aun sin tener una creencia o pertenecer a una  religión podemos  permitirnos comprender el tema de las vidas paralelas.

Este seria el término más exacto si consideramos que el tiempo es tan ilusorio como todo lo que llamamos "realidad", y además es relativo y está condicionado a la noción de espacio, como demostró Eisntein.

El fenómeno de "recordar" o "revivir" situaciones que han ocurrido en otras coordenadas espacio temporales es algo más común de lo que podría parecernos.

La conciencia tiene la capacidad de vivenciar estos fenómenos  aunque nuestros patrones culturales nieguen o desconozcan  que se pueden vivenciar etapas o situaciones de vidas anteriores.

Esta terapia acciona más allá de la creencia o no, por parte del paciente, del concepto de reencarnación, ya que se proyecta fuera de toda concepción filosófica o religiosa.

Los contenidos que afloran pueden ser interpretados como otras vidas o como fantasías, todo queda en el grado de vivencia o creencia previa del paciente.


Que se experimenta en una regresión a una vida pasada?

En una expansión de la conciencia se puede tener conciencia del aquí y ahora al mismo tiempo que se tiene conciencia en otra “experiencia de vida”.

En ese estado, no existe el tiempo.

Todas las experiencias están en grabadas y al revisar experiencias pasadas se desprenden las energías emocionales que la perturban.

Consiste en traer a la conciencia la experiencia traumática responsable del problema actual.

Al revivir el hecho traumático original la persona siente y experimenta en su cuerpo todas las sensaciones y emociones como si estuviese allí.

Si le clavaron una lanza, siente el dolor al entrar la lanza en su carne.

Si cayó a un precipicio, experimenta el vértigo de la caída y el impacto al golpear contra el suelo.

Si murió en el derrumbe experimentara el ahogo, la desesperación, el pánico y la asfixia.

No basta con recordar es “revivir”  situaciones, con toda su carga de emociones y sensaciones.

Cuando la emoción (miedo, angustia, culpa, desamparo, ira, odio, sed de venganza  etc.) es liberada, desaparece el síntoma.

Si en una vida pasada una persona murió ahorcada o en su vida actual nació con el cordón umbilical enroscado en su cuello, habrá experimentado ahogo.

La memoria emocional a nivel inconsciente  se manifestará como un síntoma físico para el cual no se encuentra solución.
Muchas dificultades y conflictos emocionales de nuestra vida presente tienen su origen en experiencias traumáticas o dolorosas vividas en existencias previas.

Dejan una secuela emocional que queda grabada en lo más íntimo de nuestro ser y se proyecta hacia las vidas subsiguientes.

Estas emociones grabadas originan patrones de conducta, mandatos y creencias, reacciones estereotipadas y una compulsión a la repetición que condiciona nuestro accionar cotidiano.

Frente a las distintas circunstancias que nos toca vivir cada día, reaccionamos sin saberlo impulsados por estas fuerzas provenientes del pasado.

Cuanto más insólita y fuera de lugar es una reacción, más probabilidades tiene de tratarse de una emoción originada en un evento de otra vida.

Por ejemplo, imaginemos a una persona con claustrofobia cuando se encuentra en un lugar cerrado experimenta angustia, ahogo y una sensación de muerte inminente.

Este malestar esta condicionado por una muerte por asfixia en un derrumbe aunque no tenga conciencia de esto pero al revivir esa experiencia experimenta todas las sensaciones físicas y emocionales sin poder evitarlo.

En una regresión al revivir el hecho traumático original que provoca el problema actual, lo comprende, lo acepta como una situación que ya pasó y no va a volver a pasar, y se produce la sanación.

 

 
       

Visitante Nº: 2 5 9 9 7